UN DÍA DE MERCADILLO CON MUCHO CORAZON

by

Me gustan los días de mercadillo porque en un pequeño espacio y en unas pocas horas se encuentra gente de todo tipo y edad con una misma finalidad, comprar algo bonito, a buen precio. ¿No te has fijado que cuando alguien te enseña algo que ha comprado en el mercadillo siempre te pregunta orgullosa mostrándote su adquisición, ¿y sabes lo que me ha costado?.

Yo estuve ayer en un mercadillo y por primera vez en mi vida no compré absolutamente nada y por primera vez en mi vida me sentí llena de una profunda alegría, orgullo y agradecimiento por haber estado allí.

Agradecimiento a ti, que venías cargada de bolsas en un día de calor sofocante y al ver nuestras camisetas y gorras rojas con corazón te paraste porque querías poner tu nombre y firma en un papel para defender la vida de los más débiles: esos pequeños geranios que crecen en el vientre de cualquier madre asustada.

Alegría por ver a un hombre como tú, padre con un hijo en brazos y otro de la mano paseándolos mientras que la madre hacía las compras, convencido de que hay que hacer algo para que esos pequeños no sean corrompidos en una sociedad que desprecia la familia y los más elementales valores. Dispuesto a colgar una balconera de Derecho a Vivir en tu casa o un cartel si hacía falta para que todo el mundo lo vea y demostrar a tus hijos que en la vida hay luchas más importantes que las que proponen unos delincuentes de playstation. Puedes estar orgulloso, tu adolescente al querer firmar se encontró que a pesar de tener carnet de identidad, no podía; aún no ha cumplido 18 años para poder hacerlo. Una simple firma para defender a sus hermanos que no podrán nacer.DSCN3364

Orgullo por ti, mujer joven luciendo tus piercings con la misma altivez y seguridad con la que dejaste a un lado a tu pareja con el carrito de vuestro bebé, para sin mediar palabra, estampar tu firma, levantar la mirada, darnos las gracias y retirarte pisando fuerte tus botas negras mientras enlazabas a tu pareja por la cintura.

Gracias a todos los que os parasteis para firmar, y fuisteis muchos, por convertir con vuestro entusiasmo e indignación compartida, lo que podría haber sido un agotador día de calor y mercadillo, en una mañana llena de esperanza.

 

Candela O’Farrell

3 comentarios to “UN DÍA DE MERCADILLO CON MUCHO CORAZON”

  1. Blanca Says:

    Candela, me encantan tus “crónicas”. Gracias por el tiempo que dedicas a hacer el diario de DAV Noroeste con amor, humor y mucho entusiasmo, del que nos contagias a los demás. Un beso

  2. DaV Madrid Noroeste Says:

    Totalmente de acuerdo, lo de Candela es un lujo que tenemos, así, de gratís total.

    Ana

  3. Pepe Says:

    Estimada Candela,

    gracias por facilitarme una esperanzadora sonrrisa al leer tu escrito.

    Quizá algún día lo haga personalmente y si Dios quiere podamos felicitarmos por ganar esta “guerra”.

    Hasta entonces contad con mi apoyo y mi modesta aportación a las siguientes “batallas”.

    Atentamente,

    Pepe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: