VIVIR … PARA PODER CONTARLO.

by

Son tantos que hasta se reunen en Congresos. El primero se celebró en Canadá, en 1992, bajo el lema “Supervivientes del holocausto del aborto”. Allí se dieron cita historias como la de Chemita, que vivió cuatro horas tras el aborto provocado a su madre. Pasó su corta vida acompañado por unos estudiantes de Medicina, le dieron calor e incluso lo bautizaron cuando vieron que sus fuerzas fallaban … “No podíamos dejar que alguien así, que había luchado tanto, se fuera sin nombre, como si no hubiera pisado este mundo”, dirían después.

También estaban Sara Smith -minifoto superior derecha- su madre se practicó un aborto estando embarazada de ella y su hermano gemelo murió. Gianna Jensen, sobrevivió a una inyección salina -minifoto inferior derecha-; Heidi Huffman, superó un aborto por succión realizado a su madre -minifoto superior izquierda-; o Imre Teglasy, quien superó los intentos abortivos de su madre, incluso con pastillas de quinina -minifoto inferior izquierda-. Ninguno es físicamente perfecto, algunos sufren parálisis cerebral, otros cargan con más de 30 operaciones sobe sus espaldas, pero TODOS DISFRUTAN DE LA VIDA QUE ESTUVIERON A PUNTO DE ROBARLES. Aunque sus madres no lo creían, en el mundo TAMBIÉN HAY SITIO PARA ELLOS.

Fotelias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: