LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL, CÓMPLICES DEL ABORTO.

by

Los medios de comunicación social rehuyen a toda costa darnos imágenes de esta realidad tan absurda de nuestro tiempo. Precisamente ellos, los valedores de la verdad, los que siempre buscan dar a conocer las cosas a la gente, los que pretenden ser la conciencia social de nuestro mundo, los que denuncian todo tipo de injusticias y escándalos.  Sin embargo, en el caso del aborto, quieren guardar silencio. Y a quienes osan alzar su voz en contra, pronto corren para acallarlos e imponer el silencio.  A este respecto he leido de ANTONIO SOCCI en su “Genocidio censurado”: – Es extraordinario que un sistema mediático como el occidental que siempre pretende mostrar todo, siempre listo a rebelarse y rasgarse las vestiduras por cualquier remota sospecha de censura, continúe desde hace años imponiéndose esta férrea autocensura e intentando imponerla a quien por el contrario quiera valerse del derecho de información, de la primera libertad fundamental reconocida en los sistemas democráticos: la libertad de palabra, de comunicación y de pensamiento-.

Como comenta Socci, existe un acuerdo implícito para que en los medios de comunicación social, y en las agencias de publicidad, no aparezcan imágenes sobre lo que el aborto es en su cruda realidad. Dicen que eso suscitaría sentimientos de culpabilidad, y que heriría la sensibilidad de la gente.  Si en verdad la práctica del aborto fuera tan neutral o inocua, como algunos pretenden, ¿por qué ignorar esta realidad?, ¿por qué no presentar a la gente lo que en realidad es?, ¿por qué seguir ignorando el problema, y las consecuencias que reporta?. Si el feto fuera únicamente un coágulo de sangre, o un amasijo de células, ¿por qué rehuir con tanto empeño esta cruda realidad?.  Por otra parte, además, he de reconocer que los medios de comunicación social son en gran parte cómplices de las campañas pro-abortistas. Tales medios operan y manipulan en favor del aborto. Para muchos de cuantos operan en los medios, promover el aborto es una exigencia de progreso y modernidad; una lucha por liberarse de antiguos atavismos y promover los derechos de la mujer y de la familia, en orden a un pretendido bienestar. Ante esto, evidentemente, si algo podemos pedir a cuantos disfrutan de sus servicios, o consumen sus productos, es que sean sabiamente críticos, de forma que observen y contrasten todo, en orden a tomar decisiones ponderadas… ¡Decisiones en sintonía con la dignidad de la persona y sus derechos inviolables!. Y a quienes detentan la propiedad de esos medios, además de los que trabajan en los mismos, les ruego que sean conscientes de su responsabilidad, ¡ante Dios y la sociedad!.

Fotelias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: